6 pasos para acabar con el paro de larga duración

Sofía Riesco

Marcarse unos objetivos, descubrir fortalezas y debilidades, conocer el mercado laboral o construir la marca personal son algunos de los pasos que pueden seguir las personas que llevan más de un año en paro.

imagen 6 pasos para acabar con el paro de larga duración

El paro de larga duración no es una situación fácil de sobrellevar. Aquellas personas que llevan buscando empleo durante un mínimo de 12 meses y que no han trabajado durante ese periodo se incluyen en la categoría de parados de larga duración. Quienes tienen 45, 50 y 60 años o más son los más afectados por este tipo de desempleo.

Con el objetivo de ayudarles y motivarles en la búsqueda de trabajo, la Fundación Adecco ha publicado la Guía Ponle Fin al Paro, en la que proponen una serie de consejos prácticos para acabar con el desempleo crónico. Marcarse unos objetivos, conocer el mercado laboral, construir la marca personal o estrategias para buscar empleo son algunos de los apartados que incluye. A continuación resumimos los puntos esenciales de cada uno de ellos:

1. Ten ilusión y actitud positiva: es comprensible que tras un año o más buscando trabajo las ganas y la esperanza vayan mermando, pero desde la Fundación Adecco señalan que el estado mental es clave para el proceso de búsqueda de empleo. Por eso, hay que salir del bloqueo mental para lograr una actitud positiva. Para cambiar esta situación recomienzan apoyarse en la familia, los amigos o buscar un profesional que te dé las claves para la búsqueda de empleo. Y recuerdan: “Que la responsabilidad de encontrar empleo sea tuya no quiere decir que tengas que sentirte culpa­ble por no tenerlo."

2. Conoce el mercado laboral: para ello se pueden consultar las guías, informes o estudios sobre los empleos más demandados y los empleos del futuro. No obstante, algunos puntos comunes de la actualidad son la predisposi­ción al cambio y la flexibilidad, el emprendimien­to y los empleadores múltiples, o robotización y digitalización.

3. Encuentra tu propósito y márcate unos objetivos: ¿cómo organizar la búsqueda de trabajo? Siguiendo estos pasos:

· Conoce tus fortalezas y debilidades: en este punto tendrás que revisar tu pasado, tu presente y proyectar tu futuro identificando aquellas habilidades, valores, actitudes y experien­cias más valiosas para el empleo. Puedes pedir a un familiar o a un amigo que te ayude a definir tus fortalezas, y reflejarlas en tu currículum y redes sociales.
· Busca tu propósito: para ayudarte a definirlo en la guía sugieren responder a estas preguntas: ¿Qué es lo que te apasiona hacer? ¿Qué sabes hacer bien? ¿Qué crees que la sociedad necesita de ti? ¿Por qué deberías recibir un salario?
· Haz un plan para buscar empleo: deberá incluir tu propósito (por qué), metas y objetivos realistas (qué), apoyo (quién), organizar tu jornada (cuándo) y definir la estrategia (cómo).

4. Construye tu marca personal: para hacerlo es necesario conocerse a uno mismo/a. La marca personal se compone de los atributos, lo que te identifica y diferencia; de la identidad, cómo quieres que te vean; y de la imagen, cómo te ven los demás. Para mejorarla debes revisar tu currículum y asegurarte que recopila todo lo que has aprendido de los puntos anteriores.

· Cómo hacer el currículum: éste no debe superar las dos página, y lo recomendable es que ocupe solo una. Tienes que cuidar el diseño para que la información esté estructurada, sintetizar y redactarlo en orden cronológico inverso (lo más reciente primero). Personaliza el CV para cada tipo de oferta a la que estás aplicando, ya que el mismo currículum no vale para presentar tu candidatura a ofertas de empleo distintas.
· Trabaja tu discurso de presentación: una vez hayas detectado tus fortalezas y debilidades, definido tus objetivos y metas, tendrás que crear un discurso para presentarte en cada momento del proce­so de búsqueda de empleo. Prueba a elaborar un discurso que dure 30 segundos, otro un minuto y otro cinco minutos. Todos deben reflejar tus competencias, y dependiendo de la duración puedes profundizar más en tu carrera profesional.
· Cuida tu imagen personal: la imagen cuenta en un proceso de selección y por ello hay cuidarla, tanto en lo referente a salud como higiene e imagen personal. Hay que evitar los malos hábitos como el tabaco o el alcohol, vigilar la alimentación, las horas de sueño y la actividad física y vestir de manera adecuada. No te olvides de la imagen en las redes sociales: tu huella digital puede ayudarte o perjudicarte.

5. Digitaliza la búsqueda de empleo: estar familiarizado con la tecnología es ya algo básico para cualquier tipo de trabajo, aunque éste no lo requiera. Existen portales de empleo en los que es muy rápido inscribirse a una oferta de trabajo, aunque lo difícil es diferenciarse de los demás; redes sociales especializadas como LinkedIn o Xing; buscadores y metabuscadores como Google Jobs o Indeed; portales de empresas de selección como Adecco, Randstad o Michael Page; webs corporativas en las que las empresas publican sus ofertas de empleo; y los servicios públicos de empleo como el SEPE. A la hora de inscribirse es recomendable aportar toda la información que sea necesaria.

6. Algunas estrategias para buscar empleo: el networking es clave para acceder a las ofertas de trabajo que las empresas no publican. Para aumentar tu red de contactos puedes realizar acciones de voluntariado, donde además de ayudar a la sociedad conocerás personas nuevas; y fórmate para estar actualizado de las novedades del sector y estar en contacto con profesionales. Consigue un certificado de profesionalidad que acredite un conjunto de competen­cias profesionales para una actividad laboral y potencia aquellos hobbies que impliquen relaciones sociales.

Puedes consultar la guía completa en fundacionadecco.org

   Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.


Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad