Qué hacer después de una entrevista de trabajo

Sofía Riesco

Mientras esperas una respuesta de la empresa hay algunas cosas que puedes hacer para mostrar tu interés por el puesto.

imagen Qué hacer después de una entrevista de trabajo

Durante la búsqueda de empleo es fundamental prepararse a uno/a mismo/a para saber afrontar distintas situaciones y preguntas. Si has conseguido hacer una entrevista de trabajo en la que has afrontado con éxito las preguntas más frecuentes porque has sabido conocerte y exponer tus habilidades y conocimientos durante la conversación, ¡enhorabuena! Ahora queda la parte más importante: la esperada llamada confirmando tu incorporación a la empresa.

Aunque esa llamada a veces se hace esperar -en muchas ocasiones la búsqueda de empleo dura meses- y no depende de nosotros sino del reclutador, sí que hay cosas que podemos hacer para llamar la atención de la empresa y mostrar tu interés por el puesto, pero también para mejorar de cara a futuras entrevistas.

Estas son algunas de las cosas que puedes hacer después de la entrevista de trabajo:

1. Al final de la entrevista: al despedirte del entrevistador, hazlo de manera cordial, agradeciendo haber hecho la entrevista y con actitud positiva. Asegúrate también de saber cuándo tendrás una respuesta, tanto de confirmación como si no continúas en el proceso de selección, bien por teléfono o por email. Para poder hacer un seguimiento adecuado tendrás que conocer el nombre y forma de contacto de la persona responsable.

2. Repasa la entrevista: una vez hayamos salido y los nervios se hayan ido, es bueno recordar las preguntas que te han hecho y cómo las has contestado. Puedes tomar notas para mejorar en próximas entrevistas o para recordar determinados puntos de la misma. Esto te servirá para analizar tus fortalezas y debilidades, algo que también preguntan en las entrevistas.

3. Agradece la entrevista: cuando hayan pasado uno o dos días después de la entrevista, puedes mostrar tu interés por el puesto enviando un correo electrónico al entrevistador dándole las gracias por el tiempo que te dedicó. Recuerda incluir tus datos personales e indicar en el asunto del correo una frase clara que indique rápidamente el contenido del mismo.

4. Mantén el contacto virtual con el entrevistador: otra manera de interesarse por el puesto es seguir a la empresa y al reclutador en las redes sociales, como Twitter o LinkedIn. Eso sí, recuerda tener actualizado tu perfil. Al enviarle la petición puedes aprovechar para darle las gracias por la entrevista o solicitar más información sobre el puesto, si no lo has hecho ya por correo electrónico.

5. Llama dentro del plazo: puedes realizar una llamada para consultar cómo va el proceso de selección una vez hayan pasado los días que te dijeron en los que iban a contactar contigo. Lo recomendable es llamar pasado uno o dos días de dicha fecha, hacerlo en un tono educado y de forma breve.

Al final de la entrevista no olvides preguntar cómo continúa el proceso de selección: una vez terminada la entrevista la persona encargada de hacerla te dirá si habrá una segunda fase de entrevistas, el plazo que tardarán en responderte y cuándo te incorporarías a la empresa.

Si todavía tienes dudas sobre cómo preparar una entrevista de trabajo, puedes consultar los siguientes reportajes:

· Cómo hacer una entrevista de trabajo: 5 claves
· Cómo contestar las preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo
· Qué hacer en una entrevista de trabajo
· Cómo contestar las preguntas más difíciles de una entrevista de trabajo
· 14 preguntas que no debes (y que no te pueden) hacer en una entrevista de trabajo

   Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad