14 preguntas que no debes (y que no te no pueden) hacer en una entrevista de trabajo

Sofía Riesco

“¿En qué consiste el trabajo?".“Soy una persona responsable". “¿Tienes hijos?".“¿Cuántos años tienes?". Éstas y otras preguntas, tanto por parte del entrevistado como del entrevistador, son cuestiones que no se deben hacer durante una entrevista de trabajo.

imagen 14 preguntas que no debes (y que no te no pueden) hacer en una entrevista de trabajo

A la hora de realizar una entrevista de trabajo es fundamental informarse acerca de la empresa que ofrece el empleo al que optamos. Conocer las preguntas más frecuentes que realizan los reclutadores, los tipos de entrevista a los que te puedes enfrentar o saber evitar ciertas frases o expresiones son claves para superar la entrevista con éxito.

Por eso, desde Top Universities reúnen 6 frases a evitar en una entrevista de trabajo:

1. “¿En qué consiste el trabajo/la empresa?": con esta pregunta demuestras que no has investigado a la empresa y que no conoces el área en el que desarrolla su actividad, ni su cultura empresarial ni en qué consiste el puesto de trabajo. Prepararse la entrevista es fundamental para tener más confianza y crear una buena impresión.

2. “Mi anterior jefe/empresa era horrible": esta afirmación es muy poco profesional para cualquier empleador. Hablar mal del anterior trabajo hace que el candidato parezca quejica e incluso una persona con la que es difícil trabajar. Por eso, si te preguntan por anteriores trabajos, trata de decir qué aprendiste de esas experiencias.

3. “Soy una persona trabajadora, responsable, que aporta soluciones…": hay que evitar expresiones típicas como estas, porque no muestran las habilidades que tenemos. Cualquier candidato puede valerse de ellas, y por eso hay que mencionar las habilidades específicas que nos caracterizan con algún ejemplo y que además sirven para el puesto de trabajo en cuestión.

4. “¿Mi mayor debilidad? ¡No tengo ninguna!": partiendo del hecho de que nadie es perfecto, responder negativamente a esta pregunta hará que el empleador piense que el candidato tiene un exceso de confianza o que no tiene la voluntad de analizar sus puntos débiles. Se suele hacer esta pregunta para conocer las áreas en las que quieres mejorar, y por eso es una buena oportunidad para mostrar cómo estás trabajando en desarrollar nuevas habilidades, y cómo el puesto de trabajo puede ayudarte a ello.

5. “También tengo una entrevista con…": no es aconsejable mencionar a otras empresas con las que te estás entrevistando, ya que el empleador pensará que no estás interesado en el puesto de trabajo de su compañía. Cualquier responsable de contratación quiere captar potenciales trabajadores que estén realmente interesados en el puesto que ofrecen en su empresa.

6. “No tengo ninguna pregunta": la mayoría de las entrevistas ofrecen al candidato poder preguntar sus dudas al final de la misma. Pero si no tienes nada que decir, esto puede indicar que no tienes confianza en tí mismo/a para expresar lo que piensas, o que el puesto no te interesa demasiado. Trata de hacer preguntas que te permitan conocer más la empresa y el empleo, como ‘¿Qué nuevos productos planea crear la empresa?’, ‘¿Con qué equipo trabajaría?’, ‘¿Qué objetivos se espera que cumpla en los primeros meses?’.

A su vez, hay otras preguntas que las empresas no pueden hacer al candidato durante la entrevista de trabajo. En ocasiones el entrevistado se ve obligado a responder preguntas que atentan contra su derecho a la intimidad y que pueden ser discriminatorias, cuando la entrevista debe girar exclusivamente en torno a la formación y a la experiencia laboral.

Desde Infoempleo y su Guía definitiva para encontrar empleo 2017, reúnen 8 preguntas que las empresas no pueden hacerte en una entrevista de trabajo:

1. “¿Tienes o planeas tener hijos?": aunque cada vez es menos frecuente este tipo de pregunta, que además se suele hacer a las mujeres y no tanto a los hombres, es una cuestión ilegal que la empresa no debe hacer al candidato.

2. Discriminar por el origen o la nacionalidad: el país de procedencia es un aspecto de la esfera privada de cada persona que no debe tratarse en una entrevista. No obstante, se puede hacer referencia por cuestiones administrativas, pero en ningún caso debe ser motivo de discriminación.

3. “¿Estás casado/a? ¿Tienes pareja?": preguntar por el estado civil de una persona es una intromisión en el estilo de vida y que además no está relacionada con el desempeño de las funciones del puesto de trabajo.

4. “¿Tienes alguna enfermedad/discapacidad?": el estado de salud no debe preguntarse en una entrevista. La persona debe estar capacitada profesionalmente para el empleo, y aunque no hay que indagar en la salud del candidato, las empresas sí que pueden asegurarse de que el entrevistado es capaz de desarrollar las funciones relacionadas con la vacante.

5. “¿Cuántos años tienes?" / “¿Cuándo te graduaste?": preguntar por la edad del candidato es ilegal, a no ser que el empleador quiera asegurarse de que se tiene la edad mínima para poder trabajar. Aunque esté especificado en el currículum vitae, tanto el año de nacimiento como los años de estudio, la empresa no puede hacer preguntas relativas a la edad. Si no se quiere responder a esta pregunta, puedes aludir a que la edad no afecta a la motivación y al compromiso con la empresa. Si es mayor, se puede resaltar la experiencia y la estabilidad, y si se es joven, la capacidad de amoldarse la puesto y los conocimientos actualizados.

6. Preguntas sobre orientación sexual, religión o ideología: está recogido en la Constitución Española en el apartado de derechos fundamentales que no se puede discriminar a nadie por estos aspectos. Aunque no se pregunta abiertamente, el candidato puede verse obligado a pronunciarse en este sentido.

7. Afiliación sindical: este es otro de los aspectos que pertenecen al ámbito personal del candidato, y puede constituir una mala práctica por parte de las empresa si es motivo de discriminación.

8. Cuestiones relativas al sexo: las mujeres son las que suelen enfrentarse a más situaciones discriminatorias en este sentido, especialmente en puestos de trabajo tradicionalmente ocupados por hombres, como altos cargos, puestos tecnológicos, científicos, muy técnicos o que requieren ciertas aptitudes físicas. Aunque no es una pregunta que se haga por ser evidente a simple vista, las personas transexuales sí que pueden ser objeto de ellas, y en ese caso sería ilegal preguntar.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad