Formación continua: ¿presencial, distancia u online?

Sofía Riesco

Ampliar tus estudios, ya tengas experiencia laboral previa o no, tengas estudios universitarios o de formación profesional, siempre es una buena opción para mantenerse actualizado como trabajador y mejorar tus competencias.

imagen Formación continua: ¿presencial, distancia u online?

Renovarse o morir. En un mercado laboral en constante evolución, es necesario que los trabajadores actualicen sus conocimientos para poder manejarse en un entorno cambiante. La formación continua permite que cualquier persona realice el curso que mejor se adapte a sus necesidades, bien especializándose con un máster o realizando cursos cortos muy específicos para desenvolverse en un ámbito concreto.

Pero, ¿qué tipos de formación existen?



1. Formación básica, obligatoria y universitaria
2. Formación continua
3. Formación a distancia, online o presencial
4. Formación bonificada

Son muchas las cuestiones que plantea la formación continua o permanente. Resolvemos tus dudas.

· Formación básica, obligatoria y postobligatoria (universitaria)

Antes de comenzar a explicar en qué consiste la formación continua, hay que detallar qué pasos previos existen para llegar a este tipo de enseñanza. El sistema educativo español se compone de varias etapas: educación infantil y educación primaria constituyen la formación básica; la ESO o educación secundaria obligatoria sería la formación obligatoria de los 12 a los 16 años; el Bachillerato y los Ciclos Formativos constituyen la educación secundaria no obligatoria hasta los 18 años. Por último, la educación superior sería la enseñanza universitaria, ya sea de grado, máster o doctorado.

El título de la ESO da acceso a los Ciclos Formativos de formación profesional de Grado Medio y al Bachillerato, mientras que el título de Bachillerato da acceso directo a los Ciclos de Grado Superior. Una vez concluido el Bachillerato y si se supera la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU, conocida antiguamente como Selectividad), se pueden cursar estudios universitarios de grado. También se puede acceder a determinados grados universitarios desde los Ciclos Formativos de Grado Superior.

Si se tiene más de 25, 40 o 45 años, existen pruebas específicas para acceder a la universidad.

· ¿Qué es la formación continua?

Una vez finalizados los estudios anteriores, habiendo escogido un camino u otro (FP, universidad…), siempre queda la posibilidad de ampliar tus estudios y conocimientos con la formación continua o permanente en cualquier momento. Es una salida para aquellos profesionales que, o bien estén en paro y deseen actualizarse, o para quienes buscan formación concreta en un determinado área de conocimiento.

Gracias a los recursos online disponibles, actualmente es muy fácil formarse en cualquier sector. Además, hay una gran variedad de cursos: impartidos por las universidades, por la Fundación Tripartita, cursos bonificados, cursos MOOC, cursos para personas desempleadas...Además, en muchos casos no es necesario acudir a clase, ya que se puede estudiar desde cualquier lugar con la modalidad online. Y lo mejor: no hay requisitos de acceso. Cualquier persona puede realizar cursos de formación continua.

· Modalidades de formación: presencial, a distancia u online

Si has decidido realizar algún curso para ampliar tus conocimientos en un determinado campo, debes conocer las modalidades de estudio que existen:

1. Presencial: la forma tradicional, acudir a clase para escuchar al profesor, realizar actividades con los compañeros y realizar evaluaciones. La gran ventaja es que si se tiene alguna duda, se puede resolver al momento, y además permite intercambiar opiniones y dudas con otras personas cara a cara. El coste de la matrícula y el desplazamiento hasta el centro son aspectos que debes considerar si te decantas por esta modalidad.

Por ejemplo: en los cursos de idiomas; aunque actualmente hay muchas formas de aprender idiomas, el método presencial es el más frecuente por las ventajas que ofrece: facilita la constancia, interacción con profesores nativos, speaking, correción al instante...

2. A distancia: esta modalidad implica que el alumno estudia por su cuenta con los recursos didácticos que le facilita el centro para realizar el curso que desea. Al alumno se le entregan recursos en papel o multimedia, y en ocasiones cuenta con una plataforma online en la que realizar las actividades o acceder al temario. Es una opción para aquellas personas que no manejan demasiado la tecnología pero que quieren ampliar sus conocimientos.

Por ejemplo: a los cursos de salud a distancia pueden recurrir personas que ya trabajen y quieran compaginarlo con unos estudios a su medida y a su ritmo, o para aumentar sus salidas laborales o para dar un giro a su trayectoria profesional.

3. Online: la modalidad de formación continua online es la más socorrida, ya que hay una gran variedad de cursos especializados en todos los sectores. Los imparten centros formativos, universidades o escuelas de negocios, e implican un gran ahorro de costes, tanto en la matrícula como en el desplazamiento —que no existe— ya que puedes estudiar desde cualquier lugar con Internet.

Si buscas cursos online gratuitos, los más populares son los cursos MOOC, aquellos cursos masivos en abierto que se caracterizan por tener un número ilimitado de matriculaciones e impartirse íntegramente a través de Internet. No obstante, si se quiere tener una titulación académica reconocida, es necesario abonar las tasas correspondientes.

Por ejemplo: los cursos online en informática permiten estudiar desde casa y compaginarlo con el trabajo u otras actividades. El coste es menor y cuentas con una plataforma en la que interactuar con los profesores y otros alumnos, al igual que para consultar los materiales didácticos y entregar los trabajos que correspondan.

4. Semipresencial: es aquella que combina formación presencial y formación online. Esta modalidad combina las ventajas de la flexibilidad que da la formación online, su menor coste y acceso a un aula virtual, y la oportunidad de interactuar con los profesores y los compañeros de la formación presencial.

Por ejemplo: los cursos semipresenciales de auxiliar de enfermería serían una opción para aquellas personas que quieren beneficiarse de las ventajas tanto de la formación online como presencial al mismo tiempo, y que quieren enfocar su carrera profesional en este campo.

Modalidades de formación contínua noticiaAMP

· ¿Qué es la formación continua bonificada?

Los cursos bonificados, o la formación bonificada, es aquella realizada dentro de las empresas, que reciben una bonificación en forma de deducciones en las cuotas a la Seguridad Social. Es un tipo de formación que la empresa ofrece a sus trabajadores y que estos reciben de forma gratuita, y que pueden realizar en las modalidades presencial, de teleformación (distancia, online) o mixta. Los contenidos más habituales de estos son la mejora de la productividad, el manejo de programas informáticos, la gestión de tareas y el aprendizaje de idiomas.

La Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE), anteriormente denominada Fundación Tripartita, es una de las principales organizaciones estatales especializadas en formación continua, y se encarga de la gestión de las iniciativas de formación que componen el Sistema de Formación para el Empleo, apoyando las actividades de evaluación, seguimiento y control, así como la implantación de sistemas telemáticos para su desarrollo y ejecución en los ámbitos de:

- Formación programada por las empresas para sus trabajadores.
- Oferta formativa de las administraciones competentes para trabajadores ocupados.
- Permisos Individuales de Formación.
- Proyectos de jóvenes menores de 30 años.
- Orientación y atención a los usuarios y a las empresas.

· Perfil del estudiante de formación continua

Los cursos de formación permanente impartidos por centros educativos, universidades o los cursos MOOC no necesitan requisitos de acceso: cualquier persona puede realizarlos. Trabajadores, personas desempleadas, trabajadores en activo que quieren desarrollarse en otro área o ampliar sus conocimientos en su sector, personas sin experiencia laboral, sin estudios universitarios o titulados… todos pueden mejorar sus competencias con los cursos de formación continua.

No obstante, los cursos bonificados para trabajadores exigen ciertos requisitos:

- El trabajador debe estar en activo contratado en el Régimen General de la Seguridad Social
- La empresa debe contar con suficiente crédito para cubrir la formación. Dicho crédito varía en función del número de trabajadores en plantilla y la cotización en contingencia de formación que se haya realizado durante el pasado ejercicio
- El trabajador debe contar con la autorización de la empresa para realizar el curso
- El curso debe estar relacionado con el área en el que desempeña su trabajo

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad