Los 3 tipos de entrevistas de trabajo a los que te puedes enfrentar

Sofía Riesco

Ya sea individual o en grupo, lo esencial es prepararse y tener recursos para salir airoso de situaciones difíciles.

imagen Los 3 tipos de entrevistas de trabajo a los que te puedes enfrentar

El sistema tradicional de la entrevista entre el empleador y el candidato ya no es el único que existe. Las entrevistas en grupo o de manera online son otros de los escenarios en los que pueden encontrarse quienes estén buscando trabajo. Por eso, desde Infoempleo y su Guía para encontrar empleo ha recopilado los tres tipos de entrevista a los que podrías enfrentarte en un proceso de selección, y las estrategias que debes poner en práctica para superarlas.

1. Entrevista individual

Es el tipo de entrevista más frecuente, en donde el empleador pregunta al candidato sobre su vida laboral y su formación. El entrevistador dirigirá las preguntas en función de la información que desea obtener del entrevistado, pero también se fijará en la manera de expresarse. Para obtener esta información -que se transmite de manera inconsciente-, recurrirá a preguntas inesperadas o que sean críticas respecto a una opinión, esperando conocer la personalidad y las habilidades sociales del candidato.

Tener una idea de las preguntas que te pueden realizar y prepararse la entrevista son dos pasos claves para mantener la calma durante la conversación. También es recomendable investigar a la empresa a través de su página web, consultar sus redes sociales y el contenido que comparten, para conocer la cultura corporativa que sigue.

En este tipo de entrevista el empleador puede recurrir a un cuestionario conformado por una serie de preguntas que quiere que conteste el candidato, o bien optar por la frase “hábleme de usted", en la que sólo interrumpe al entrevistado si quiere hacer hincapié en algo en concreto. En este último caso se corre el peligro de divagar, por lo que es importante tener preparado un breve discurso. Aún así, lo más habitual es que se combinen ambas modalidades.

2. Entrevista grupal

Este tipo de entrevistas pueden darse con dos objetivos distintos. El primero de ellos es conocer las capacidades del candidato en el desarrollo de un rol, y cómo interactúa con los demás. Con esto se pretende averiguar el perfil psicológico del solicitante al puesto: si es líder, colaborador, si sabe trabajar en equipo o si tiene una visión global y estratégica.

También se puede optar por recrear un escenario en el que cada persona juega un rol distinto, para averiguar cómo se resuelve la situación. En este caso lo aconsejable es pensar las características psicológicas que requiere el puesto y potenciarlas a través de las que sean más compatibles con nuestra personalidad.

El segundo motivo para recurrir a una entrevista en grupo es por el alto número de solicitantes que hay. En general, se busca un perfil sin una cualificación excesiva para el desarrollo de las tareas. El principal inconveniente de esta entrevista es tener que exponer la experiencia ante todo el grupo, por lo que es importante recopilar lo que es necesario para el puesto.

3. Entrevista online

Este método es un buen recurso para entrevistar a candidatos de otros países o regiones que evitan el coste del desplazamiento. Suele ser habitual en pymes o start-up que no disponen de un espacio adecuado para realizar la entrevista. En este caso es el candidato el que pone el escenario, por lo que tiene que ser cuidadoso con lo que muestra a través de la pantalla del ordenador.

Antes de la entrevista es recomendable familiarizarse con herramientas como Skype o Google Hangouts -las más utilizadas-, probar la iluminación y el encuadre, y situarse en un lugar lo más neutro posible. La entrevista se desarrollará del modo tradicional, a través de preguntas.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad