11 errores a evitar en la búsqueda de empleo

Sofía Riesco

Engañar en la información del currículum, no seguir una estrategia o buscar en un sector que no nos gusta, los errores más frecuentes.

imagen 11 errores a evitar en la búsqueda de empleo


El portal Infojobs ha lanzado el Libro blanco: la ruta del empleo con consejos de expertos para encontrar trabajo. En este apartado se abordan los errores que hay que evitar a la hora de buscar empleo, recopilados por el profesor de posgrado Guillem Recolons.

1. Pedir, pedir y pedir: antes de pedir trabajo a los directores de Recursos Humanos de forma inmediata obtén su confianza y proximidad. Hay que dar antes de pedir, porque sino es probable que no vuelvan a interactuar.

2. Ganancias pasadas no garantizan ganancias futuras: hay que evitar basar las expectativas de remuneración en lo que se ha cobrado previamente. En su lugar hay que pensar en lo que se debería cobrar en función del valor que se aporta. Según indica Recolons, Internet está lleno de informes en los que es posible obtener ideas aproximadas de remuneración en función del tipo de proyecto a desarrollar.

3. Engañar: mostrar en los perfiles online o en el currículum estudios que no se han acabado o empresas en las que no se haya trabajado no es una buena práctica, ya que actualmente es muy fácil comprobar la veracidad de estos datos. Además, si se empieza mintiendo a alguien que no se conoce ya se está cerrando una puerta. Hay que descubrir cuáles son los valores de cada uno y desarrollar un mensaje acorde a ellos.

4. Ser egoísta: hablar sólo de uno mismo, no compartir información de valor de otros ni agradecer las interacciones es otro de los errores que se cometen. No todo trata de uno mismo, sino de lo que se es capaz de aportar a los demás.

5. No tener un perfil de Linkedin 100%: equivale a tener un perfil completo o incompleto. Vale la pena trabajar este perfil a fondo, desde la fotografía hasta el titular profesional (lo que puedes hacer por los demás). También se puede aportar un extracto que reúna tu visión, misión, tu oferta profesional y lo que te diferencia. No hay que olvidar las empresas en las que has trabajado y los centros en los que has estudiado, así como tus aptitudes y grupos en los que eres miembro e interactúas.

6. Tener prisa: Recolons señala que el proceso de búsqueda de empleo debe ser estratégico, no táctico, y dedicarle 8 horas diarias, como una jornada de trabajo. De este modo se acelera el proceso, aunque si perteneces a los colectivos de menos de 25 años o más de 45 hay que trabajar con más calma y a fondo la puesta de valor para crear una buena estrategia personal.

7. No contar con el entorno más cercano: se trata de identificar a las personas que puedan ayudarnos: familia, amigos, exclientes, excompañeros de trabajo, compañeros de estudios, etc. Su ayuda puede ser crucial para identificar nuevas oportunidades.

8. Estar en Internet sin “ser": no hay que crear perfiles para que te encuentren, ya que serán perfiles vacíos. Se trata de mostrar un 70% del perfil profesional y un 30% del perfil más humano (valores, aficiones, recomendaciones, etc.). De este modo, al compartir información en las redes sociales sobre un tema, también estará transmitiendo ciertos valores.

9. No disponer de una estrategia: antes de compartir contenidos y crear muchos perfiles en redes sociales hay que preguntarse qué se quiere conseguir, en qué plazo y a quién te quieres dirigir. Hay que planificar para seguir una hoja de ruta que permita lograr los objetivos.

10. Buscar en un sector que no te gusta: es un error bastante común, ya que se suele pensar que lo que nos gusta está peor remunerado que lo que no nos gusta. Recolons se pregunta si acaso no estaríamos dispuestos a renunciar a algo más de dinero a cambio de trabajar felices. Si ya se tienen las competencias de conocimiento de un sector, mucho mejor.

11. Centrarse sólo en el entorno digital: el mundo online y el mundo offline están interconectados, lo uno no existe sin lo otro. El mundo offline, el real, suele tener un reflejo en el mundo online, pero centrarse exclusivamente en este no tiene contrapartida en el off. En este punto el autor recomienda disponer de las tarjetas de visita clásicas y también de un dominio .com de tu nombre y apellido.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad