Cómo utilizar las redes sociales para encontrar empleo

Sofía Riesco

Las plataformas virtuales sirven para mostrar la marca personal, los trabajos realizados, y contactar con personas y organizaciones del sector al que nos queremos dedicar profesionalmente.

imagen Cómo utilizar las redes sociales para encontrar empleo



El portal Infojobs ha lanzado el Libro blanco: la ruta del empleo con consejos de expertos para encontrar trabajo. En este apartado de redes sociales, el profesor universitario José Luis Orihuela reúne algunas claves a tener en cuenta cuando se busca empleo en las redes sociales. Señala que son una herramienta para mejorar las oportunidades profesionales en muchos sectores, y que se requiere tiempo para encontrar trabajo de calidad.

Además, Orihuela afirma que antes de crear un perfil hay que tener un plan, y antes de publicar algo hay que pensarlo dos veces. A partir de este punto da 10 claves para sacarle partido a las redes sociales buscando empleo:

1. Presencia online: si se participa de forma frecuente en las redes sociales se intensifica la marca personal. Aparecer en el muro de los interlocutores adecuados puede tener más relevancia que el propio contenido compartido.

2. Visibilidad en buscadores: se puede mejorar la visibilidad de la marca personal (configurada como nombre de usuario) con una buena indexación en las plataformas de redes sociales. Los perfiles de Twitter o Linkedin suelen aparecer en mejores posiciones de búsqueda que las páginas personales.

3. Construcción de la reputación: al enfocar las redes sociales y los blogs a la temática del ámbito profesional al que se aspira pertenecer, la marca personal comienza a asociarse al sector como una fuente actualizada, relevante y valiosa.

4. Creación de capital social: según señala Orihuela en su artículo, el tiempo dedicado a leer, comentar, filtrar, crear y compartir contenidos de calidad en las redes acaba convirtiéndose en capital social, ya que permite abrir puertas y ser una fuente de oportunidades.

5. Comunicación de valores: aunque la mayoría de las contribuciones a las redes deben aportar algún valor, también es recomendable dejar un margen para los contenidos autobiográficos, para dar relieve a la marca personal más allá de lo profesional. Compartir en cierta medida los viajes, deportes o aficiones contribuyen a enriquecer el perfil profesional haciéndolo más humano.

6. Acceso a la página principal: todas las redes sociales permiten incorporar un enlace a una página que quiera destacarse (un blog, página personal, perfil en una red profesional…). Hay que mantener actualizada esta página para que se convierta en una tarjeta de presentación.

7. Establecer redes: un objetivo de las plataformas sociales es establecer vínculos en el ámbito profesional al que aspiramos, creando buenas relaciones con los prescriptores, las marcas y las organizaciones de referencia, ya que las redes sociales virtuales amplifican las redes de contacto a las que tener acceso.

8. Accesibilidad para mensajes directos: las plataformas sociales facilitan el contacto inmediato entre los usuarios a través de mensajes directos, que cada vez más están desplazando al correo electrónico.

9. Difusión del portafolio de trabajos: mostrar el trabajo realizado y dar visibilidad a nuestra agenda es otra de las oportunidades que ofrecen las redes sociales, pero sin caer en la sobreexposición. La dimensión autobiográfica forma parte del contenido de los medios personales, aunque con frecuencia sea objeto de críticas.

10. Interacción con prescriptores y marcas: gracias a estas plataformas estamos a solo un clic de distancia de los prescriptores, marcas y organizaciones a las que queremos aproximarnos. No sólo hay que mostrar la marca personal, sino aportar valor para que la interacción no se convierta en ruido.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad