Así eres en el trabajo según tus hobbies

08/08/2017 Redacción

Un 65% de los desempleados en riesgo de exclusión desconoce cuáles son sus competencias para el empleo. Para evitarlo, Adecco ha elaborado una guía para que las personas en paro identifiquen sus puntos fuertes según sus aficiones e intereses.

imagen Así eres en el trabajo según tus hobbies

El primer paso para abordar la búsqueda de empleo es tener identificadas nuestras fortalezas, es decir, las capacidades, conocimientos, habilidades y valores personales que podemos aplicar al empleo. En otras palabras, nuestras competencias.

Sin embargo, según una encuesta reciente de la Fundación Adecco a los desempleados a los que ofrece apoyo – todos ellos, en riesgo de exclusión social- , la mayoría (65%) desconoce cuáles son sus fortalezas, de modo que carece de recursos para “venderse" en una entrevista de trabajo, perdiendo oportunidades profesionales.

Fruto de esta realidad, consultores expertos de esta Fundación han realizado la Guía Eres lo que te gusta, un sencillo manual para que los desempleados identifiquen sus competencias, en base a sus aficiones. La Guía parte de una sencilla premisa: si tienes hobbies e intereses, tienes habilidades y competencias que puedes aplicar al empleo.

La Guía ha sido elaborada como un material de apoyo para los desempleados en riesgo de exclusión que acuden a la Fundación Adecco y puede ser utilizada con la ayuda de sus terapeutas, trabajadores sociales, etc.

Dime qué te gusta… y te diré tus competencias

Cada persona atesora numerosos intereses y aficiones: naturaleza, cine, música, familia, deportes, juegos de mesa…de todos ellos se puede sacar provecho en la búsqueda de empleo y es lo que se demuestra en esta Guía. En concreto, se identifican 22 aficiones y, para cada una de ellas, se plantean competencias asociadas con las que los desempleados pueden identificarse. Por si hubiera dudas, la Guía incluye, al final de sus páginas, un diccionario de competencias para que los lectores entiendan el significado de cada habilidad.

Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco: “Es importante matizar que la Guía no pretende sentar cátedra, sino servir de orientación, es decir, los desempleados no se verán reflejados en el 100% de competencias que proponemos, pero encontrarán una herramienta para realizar una aproximación muy real".

Un ejemplo práctico: la cocina

La cocina ha dejado de ser una rutina para convertirse en un arte. Cada vez más personas comparten este interés, que denota unas competencias intrínsecas:
· Creatividad: en la empresa, como en la cocina, buscarás continuamente fórmulas nuevas y originales para hacer tu trabajo.
· Emprendimiento: relacionado con lo anterior, los cocineros experimentan nuevas recetas, dando rienda suelta a sus ideas. En la empresa, esta cualidad te permitirá “intraemprender" nuevos proyectos y actividades.
· Sentido de la responsabilidad: como buen cocinero, sabes que tu prestigio dependerá de tu buen hacer, por lo que sabrás tomarte en serio tu trabajo.
· Pasión: la cocina no es sólo procedimiento también es pasión. Una pasión que marca la diferencia. Aplicada a la empresa, pondrás entusiasmo e ilusión en todo lo que haces, enfocándote en los detalles. El resultado de tu trabajo será siempre un mayor valor añadido.
· Perfeccionismo: aspirarás siempre a la mejora continua y no te quedarás en lo mediocre: buscarás un reconocimiento mayor.
· Polivalencia: la cocina exige que realicemos muchas y diferentes tareas, a veces al mismo tiempo. Podemos aprovechar esta habilidad en las empresas, donde seremos “multitasking": tendremos habilidades y recursos para desempeñar diferentes funciones con eficiencia.
· Templanza: cocinar exige altas dosis de paciencia. Si estás acostumbrado a ello, en el trabajo también sabrás esperar al momento idóneo para acometer cada tarea, sin precipitarte y siendo consciente de que todo resultado exige esfuerzo. Por tanto, reducirás el margen de error.
· Vocación de servicio: los aficionados a la cocina destacan por una gran vocación de servicio, porque a menudo no cocinan para sí mismos, sino para los demás, buscando satisfacerles. En el trabajo, tendrás tendencia a estar siempre dispuesto para otros, lo que te agradecerán todos los públicos: clientes, proveedores, compañeros, superiores, etc.

Pero además, los desempleados encontrarán otras 21 aficiones con su correspondiente desarrollo: aire libre y naturaleza, animales, artes plásticas y manualidades, baile, cine y artes escénicas, coleccionismo, deportes, escritura, familia, fotografía, juegos de mesa, lectura, moda y belleza, música, nuevas tecnologías, amigos, viajes y voluntariado o colaboración con ONGs.

De lo general a lo concreto

La Guía termina con un ejercicio práctico para que los desempleados no sólo identifiquen sus competencias, sino que sepan ponerlas en valor en una entrevista de trabajo.
Según Francisco Mesonero: “decir que sabemos trabajar en equipo o que somos creativos puede sonar a frase hecha y vacía sino la explicamos con ejemplos reales de nuestra vida. Por eso, es importante que validemos estas competencias con hechos concretos que las doten de veracidad".

Para ello, se propone al final de la guía completar en una tabla las competencias que se tienen y cómo justificarlas. Puedes descargarte la Guía en este enlace.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad