A mayor formación, menor riesgo de que te sustituya una máquina

Sofía Riesco

Un estudio revela que el 36% de los trabajos actuales está en riesgo de ser automatizado.

imagen A mayor formación, menor riesgo de que te sustituya una máquina

¿Me va a sustituir un robot en mi trabajo? ¿Habrá nuevos empleos que eliminarán el mío? Estas cuestiones son a las que se tienen que enfrentar las personas con menos formación, ya que se prevé que la Cuarta Revolución Industrial ponga en riesgo de automatización el 36% de los puestos de trabajo que existen actualmente en España.

Y es que a mayor formación, menor riesgo hay de que tu empleo lo realice una máquina. Así lo revela un estudio de BBVA Research y la Universidad de Valencia titulado ¿Cuán vulnerable es el empleo en España a la revolución digital?. En él han analizado los factores que condicionan la vulnerabilidad de los trabajadores españoles a la revolución digital. Y entre ellos se encuentra el nivel educativo.

El grado de responsabilidad en la empresa, la disposición a participar en acciones formativas y la adopción de nuevas formas de trabajo son otros de los factores que disminuyen el riesgo de digitalización.

Titulación universitaria y formación continua, claves para mantener el empleo

Los datos del observatorio muestran que una mayor educación permite adquirir habilidades en áreas en las que las capacidades humanas todavía superan a las máquinas, lo que favorece la complementariedad entre capital y trabajo y la creación de nuevas oportunidades de empleo.

Así, los datos del observatorio constatan que el nivel educativo es una de las variables fundamentales para explicar las diferencias en la probabilidad de computarización. Los trabajadores más formados –sobre todo, los titulados universitarios en disciplinas relacionadas con la educación, la salud y los servicios sociales– y quienes han participado en acciones formativas no regladas tienen menos riesgo de ser sustituidos por máquinas.

Cuando se diferencia por género, se aprecia que la probabilidad de automatización de las mujeres asalariadas es mayor que la de los hombres con independencia del nivel educativo. Tan solo las mujeres ocupadas por cuenta ajena menos educadas –aquellas que no han completado la educación secundaria superior– tienen un menor riesgo de digitalización que los hombres.

Para evitar que las personas sufran la digitalización, desde el estudio proponen que se invierta más y mejor en adquirir conocimientos del área STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), y apostar por la formación continua.

Los sectores más vulnerables a la digitalización

Entre las ocupaciones que tienen mayor riesgo de automatización se encuentran la administración, ventas o el sector primario; y las de menor riesgo en las áreas de ingeniería, enseñanza o salud.

A su vez, los jóvenes son el sector más vulnerable al proceso de digitalización, seguidos de aquellas personas que tienen contratos temporales o las que trabajan en el sector privado, especialmente en agricultura, industria manufacturera, hostelería, comercio, actividades del hogar y administrativas.

Por otro lado, el riesgo de ser reemplazado por una máquina crece con la antigüedad del asalariado en la empresa, pero disminuye con la del trabajador por cuenta propia. Los menores de 27 años son los que más riesgo de digitalización tienen, mientras que las personas mayores de 57 años, y con edades comprendidas entre los 28 y los 34 tienen menor riesgo. El riesgo de automatización también es más bajo en las grandes empresas, especialmente si se tienen altos cargos.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad