¿Cómo será la formación de idiomas en 2021?

Redacción

El nuevo año será el de innovar en la aplicación del e-learning. Materiales puramente online, gamificación y micro aprendizaje son algunas de las tendencias en formación de idiomas para el próximo año.

imagen ¿Cómo será la formación de idiomas en 2021?

Con las actuales restricciones de movilidad internacional, se podría pensar equívocamente qué sentido tiene seguir aprendiendo idiomas si no podemos viajar. Sin embargo, esta situación no se prolongará de manera infinita y, dado que el aprendizaje de un idioma es un proyecto constante, esta es una oportunidad para hacerlo a la espera de que se abran las fronteras y podamos viajar nuevamente.

Desde Berlitz prevén que para el 2021 el aprendizaje de idiomas no disminuya y que se innove notablemente en metodologías especialmente digitales para que se pueda estudiar desde cualquier lugar del mundo. Muchos alumnos han probado el e-learning por primera vez y en el próximo año esperan que muchos se queden con este formato, mientras otros decidan volver al formato presencial por el factor humano.

Estas son algunas de las nuevas tendencias en formación de idiomas que han nacido a raíz del nuevo contexto educativo de la mano de Ginés Méndez, Director general de Berlitz:

· Materiales puramente online y no reconvertidos desde el offline

La pandemia obligó a muchas empresas de formación a realizar un enorme esfuerzo de adaptación y a improvisar, en un primer momento, para mantener las clases presenciales y reconvertirlas en online. Se optó por la adaptación de materiales al formato digital, pero debemos tener en cuenta que no todos los materiales que se utilizan en una clase presencial son susceptibles de ser usados bajo este nuevo modelo.

En este punto se ha de llevar a cabo una reconversión de contenidos y de materiales y empezar a crear materiales puramente pensados para el entorno digital y así poder exprimir todas sus posibilidades. En 2021 también esperamos que los contenidos y herramientas aún se adapten más a los dispositivos móviles. Con el auge del teletrabajo, cada vez estamos más acostumbrados a hacer cualquier cosa desde cualquier lugar y poder estudiar desde el móvil será algo cada vez más valorado por los estudiantes.

· Learning by playing (videogames)

Ya hace años que hablamos de la gamificación en el aprendizaje online, es decir, de aprender a través de videojuegos. Una vez más, la inevitable digitalización vivida en el 2020 ha impulsado esta tendencia y en 2021 esperamos ver cómo se consolida, especialmente en el aprendizaje con niños, ya que los resultados son realmente interesantes. En nuestra plataforma de enseñanza online, Cyberteachers, ya aplicamos juegos porque son de gran ayuda como complemento a la educación. Ayudan a amenizar la formación y permiten la adquisición de conocimientos de una manera muy intuitiva.

· La Inteligencia Artificial (IA) como aliada de los profesores

La Inteligencia Artificial todavía tiene un largo camino por recorrer en el campo de la educación y, a diferencia de lo que algunos piensan, no es una sustituta del profesor, sino la mejor aliada para agilizar procesos. Por ahora, se está aplicando en aspectos muy limitados: para el control del seguimiento, correcciones de las evaluaciones y un buen número de trámites administrativos.

Pero la IA aún se podría aplicar de muchas otras maneras en el aprendizaje y esto es lo que esperamos ver en 2021. Por ejemplo, gracias al Big Data podríamos obtener información de los intereses de los estudiantes para crear grupos de estudio con inquietudes similares o para que el profesorado pueda sugerir ejercicios personalizados a cada alumno.

· ¿Micro aprendizaje? Sí, pero no en todos los casos

En estos últimos meses, también hemos visto cómo se está hablando cada vez más del micro aprendizaje, que se resume en un paquete de lecciones cortas para cubrir una necesidad lingüística específica del alumno. Los resultados son muy buenos ya que se trata de pequeñas píldoras informativas y los alumnos ven su objetivo claro al haberse apuntado a ese curso para cubrir una necesidad particular (aprender vocabulario específico de su sector laboral, reforzar el vocabulario local antes de viajar…).

No obstante, no puede sustituir todas las otras metodologías, ya que el aprendizaje de una lengua es una tarea ardua y larga que conlleva un esfuerzo constante y con unos recorridos pedagógicos muy marcados.

Fuente: Comunicación Berlitz

   Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.


Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad