¿Cómo deben ser los líderes para la transformación digital?

Redacción

La transformación digital en la que se encuentran las empresas obliga a los líderes y organizaciones a adaptarse a los cambios.

imagen ¿Cómo deben ser los líderes para la transformación digital?

El líder de hace 50 años ya no es compatible con la sociedad y formas de trabajar que han ido surgiendo con la transformación digital. Los líderes de esta cuarta revolución industrial tienen que ser catalizadores del cambio y contar con la capacidad de inspirar y motivar despertando emociones con respecto al trabajo. La profesora de Spain Business School Nuria Oriol explica en este artículo las características que deben tener los líderes de la transformación digital de las organizaciones.

¿Cuáles son las aptitudes del líder?

Cada aptitud emocional interactúa con las otras. Esto se aplica, sobre todo, a la aptitud para el liderazgo. La tarea del líder requiere una amplia variedad de habilidades personales. La aptitud emocional constituye aproximadamente dos tercios de los ingredientes para un desempeño estelar, pero en el caso de los líderes sobresalientes llega al 80% y 100% de las aptitudes que las empresas consideran cruciales para el éxito.

Entre los directores ejecutivos más eficientes hay tres clases principales de aptitud:

Las dos primeras se incluyen bajo el título de inteligencia emocional: la primera abarca aptitudes tales como el logro, la seguridad en uno mismo y el compromiso, mientras que la segunda consiste en aptitudes sociales, como la influencia, la conciencia política y la empatía. Esta ancha banda de facultades es característica de los grandes directores ejecutivos de África, Asia, las Américas y Europa, lo que sugiere que los rasgos de los líderes sobresalientes trascienden los límites culturales y nacionales.

Además, saben aplicar el arte de dirigir y ello significa que: se conoce la organización; se tienen claros los objetivos; se ejerce el control y la supervisión; se sabe delegar; se tiene la habilidad de integrar a las personas; se es un experto en cohesionar equipos.

Dirigir es conducir un objeto o persona hacia un lugar, espacio o resultado determinado. Implica unidirección en la transmisión de la información, jerarquización, previsión, planificación, competitividad y marcar pautas. Pero los grandes líderes van un paso más allá: integran las realidades emocionales con lo que ven. Su inteligencia emocional les permite fundir todos estos elementos en una visión inspirada.

El líder de la transformación

En este punto vamos a hablar de los líderes de la transformación y del cambio que, aunque nos puede parecer extraño, no son siempre innovadores. Si bien los primeros saben reconocer el valor de una idea novedosa o de una manera nueva de hacer las cosas, a menudo no son ellos quienes originan la innovación. En tiempos de transformación se requiere además de la capacidad de innovar la de inspirar. El modelo de "liderazgo para la transformación" va más allá del liderazgo conocido y su principal objetivo es la inspiración.

Características del líder para la transformación

· Son capaces de incentivar por el mero poder de su propio entusiasmo.
· No ordenan ni dirigen: inspiran. Al articular su visión son estimulantes en lo intelectual y en lo emocional. Muestran una fuerte convicción en lo que ven y entusiasman a otros para que lo busquen con ellos.
· Se esfuerzan por nutrir las relaciones con quienes forman su equipo.
· A diferencia de otros tipos de líder, más racionales, que alientan a sus profesionales con recompensas comunes, como los aumentos de sueldo y los ascensos, el líder de la transformación va a otro nivel; moviliza a la gente hacia el cambio despertando emociones gratificantes con respecto al trabajo que realizan.
· Apelan a su percepción del sentido y el valor. El trabajo se convierte en una especie de afirmación de integridad, una demostración de compromiso para con una misión mayor, que forma en cada uno la sensación de compartir una identidad apreciada. Para hacer esto se requiere que el líder articule una visión convincente de las nuevas metas de la organización.

Despertar emociones de esta manera y dirigirlas hacia metas elevadas y nobles brinda al líder una fuerza poderosa para el cambio. El trabajo del líder/la líder es ser un mediador/a entre la organización y su entorno, facilitando canales de relación, estrategias de comunicación y ampliando la visión, tanto de la organización como del entorno.

En resumen podemos decir que liderar es comprender el propio poder y el de los demás, sugerir, dejar ir, delegar, hacer y dejar hacer, confiar, ser responsable, asumir el éxito y el fracaso, trabajar utilizando el rapport y el feedback, servirse de la comunicación bidireccional, intuir, escuchar, fomentar la empatía...

Fuente: Comunicación Spain Business School

   Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.


Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad