5 consejos básicos para tener una empresa de éxito

Redacción

La mayoría de personas que se ponen metas y objetivos en año nuevo no las cumplen. Por eso es fundamental crear hábitos enfocados a alcanzar esas metas.

imagen 5 consejos básicos para tener una empresa de éxito

Hoy en día emprender un negocio y que sea exitoso no es tarea fácil. Y es que no es difícil caer en el error de pensar que lo que uno hace está bien hecho; uno de los motivos que impiden que una empresa crezca, puesto que siempre hay aspectos que mejorar. De hecho, cuando alguien piensa que lo está haciendo todo bien no existen los cambios, y por tanto no se avanza.

Según explica Judit Català, emprendedora y formadora online, “la clave del éxito, sobre todo en el ámbito de los directivos, reside en nuestra capacidad para saber en qué áreas nos estamos equivocando para que nuestro negocio se convierta en una empresa triunfadora".

El primer paso para tener una empresa de éxito es saber dónde te estás equivocando para poder solventarlo a tiempo, y ser constante en la consecución de tus objetivos. Aunque es habitual que cuando llega el año nuevo nos pongamos metas, también es muy propio que durante las primeras semanas del año abandonemos rápidamente estos objetivos.

Por eso, la empresaria nos explica cómo conseguir tus metas en 5 pasos:

1. Definir bien la meta: definir metas SMART con objetivos específicos, medibles, alcanzables, realistas y encuadrados en el tiempo. Este método profesional cuenta con una serie de pasos que debes cumplir para que la meta sea una meta objetiva y sea realmente alcanzable y deje ser solo un sueño.

2. Desglosar la meta en pequeños objetivos: tienes que coger esta meta y trocearla en pequeños objetivos que puedas ir alcanzando poco a poco. Así llegará el día en el que alcances estos pequeños objetivos y termines logrando tu gran objetivo.

3. Crear hábitos enfocados a tus metas: es complicado crear hábitos cuando el día a día está repleto de rutinas y trabajos que nos quitan tiempo para lo que realmente importa. Por ello, y aunque nos cueste, es importante intentar ser firme y disciplinado durante unas semanas, y dejar un hueco de tiempo para crear otros hábitos.

4. Visualizar tu meta: es importante visualizar las ganancias constantemente. El error está en visualizar que uno ha de dejar de hacer esto o lo otro. Y lo que hay que preguntarse es: ¿qué gano con todo esto?, nunca pensar o ponerte en la cabeza las imágenes de cómo tienes que dejar de hacer cosas, sino qué vas a ganar con ello.

5. Poner tu meta en un lugar visible: es un esfuerzo tener que pensar cada día en tu meta, como no es un hábito ni una rutina, pensar cada día que tienes que dejar de hacer esto o qué es lo que quieres conseguir no es algo que te vaya a salir natural. Por lo tanto, intenta ponerte todas estas metas en sitios visibles.

“Si queremos que nuestra empresa crezca, tenemos dos caminos: podemos ser reactivos y esperar a que alguien detecte nuestros errores, o ser proactivos y hacer que nuestro talento y nuestra capacidad para solventar problemas sea visible. Y es que todos los empresarios tienen sueños a alcanzar. La única diferencia entre los que realmente los alcanzan y los que no es su capacidad de bajar estos sueños a la realidad poniendo tareas concretas y siendo disciplinados a la hora de cumplirlas", concluye Judit Català.

Fuente: Comunicación Techsales

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad