Más trabajadores asistieron a cursos en 2011 para mejorar su formación

Sofía Riesco

La Fundación Tripartita ha publicado un balance de resultados sobre la Formación Profesional para el Empleo sobre el año 2011. Una de las funciones de este organismo estatal es impulsar y difundir la formación profesional entre las empresas y los trabajadores, al igual que prestar apoyo técnico a las Administraciones Públicas y organizaciones empresariales y sindicales.

imagen Más trabajadores asistieron a cursos en 2011 para mejorar su formación

Cerca de 3 millones de trabajadores participaron el pasado año 2011 en alguna acción de tipo formativo, la mayoría de las cuales estaban dirigidas a personas ocupadas. A su vez, el presupuesto destinado a la formación de ocupados descendió 114 millones de euros respecto al año 2010. La partida presupuestaria destinada a bonificaciones aumentó ligeramente, mientras que las destinadas a subvenciones descendieron.

El número de empresas que ofrecieron formación ascendió hasta los 432.182, lo que representa el 28,8% en el tejido productivo. De este modo, el incremento respecto al año anterior ha sido de un 13,6%.

Si atendemos al tamaño de las empresas, observamos cómo las micropymes (de 1 a 9 trabajadores) incrementaron en 46.205 las sociedades que ofrecieron formación, pese a ser el sector que tiene mayores dificultades para invertir su tiempo en estas acciones.
Además, más de 100.000 pequeñas y medianas empresas realizaron formación para sus empleados, lo que supone casi un 60% del porcentaje de empresas de este tamaño en nuestro país. Cerca del 90% de las grandes empresas (más de 250 trabajadores) utiliza el sistema de bonificaciones.

Se aprecian diferencias en cuanto al género. La formación masculina es cuatro veces más que su participación en el mercado de trabajo, mientras que la participación femenina en formación está por debajo del peso que representa en la población asalariada.

Por otro lado, el grupo de edad que más ha participado en formación ha sido el comprendido entre 26 y 35 años, lo que se asemeja a la estructura de personas asalariadas. Sin embargo, va perdiendo protagonismo en beneficio del grupo de 36-55 años, cuya presencia se ha ido incrementando en los últimos ocho años.

En cuanto a la dinámica territorial, Madrid, País Vasco, Galicia y Aragón son las comunidades en las que más tasa de empresas han ofrecido formación a sus empleados. La Rioja, Canarias y Melilla se sitúan en el extremo opuesto con una tasa de cobertura del 19%.

Aproximadamente el 30% de los participantes formados eran desempleados pese a que la oferta estatal estaba dirigida sobre todo a trabajadores ocupados. No obstante, cada vez más desempleados se presentan a esta iniciativa para aumentar su formación profesional.

En cuanto a los contenidos formativos más demandados, Prevención de riesgos laborales y Gestión de recursos humanos son las acciones que más participantes han tenido, siendo la modalidad presencial con la que más porcentaje de integrantes ha contado.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad